El nombre de la actriz Amanda Seyfried, de 35 años, suena como candidata al Óscar por su papel en la última película de David Fincher.