Bárbara Bush dijo unos meses después del estreno de “The Simpsons” que era lo más estúpido que había visto. Solo necesitó un poco de realidad y una carta, con tono de reprimenda, de Marge Simpson para retratarse y pedir disculpas. Tres décadas de emisión dan para mucho y esta es una de las numerosas anécdotas que rodean la serie más longeva de la televisión.