Si se observa de lado, este nuevo y elegante vehículo de reparto alemán se asemeja a un camión diminuto, pero es una bicicleta eléctrica lo bastante angosta como para circular en el tráfico urbano e incluso por un 'carril-bici'. Para algunos expertos este transporte es el futuro de las entregas de paquetes y correo.