Son instalaciones similares a paneles de información urbana con una gran superficie de musgo, que absorbe partículas y gases contaminantes limpiando el aire de la ciudad, como un bosque de 275 árboles condensado en 3,5 metros cuadrados.