En China tener pareja es un asunto de vital importancia, más que algo deseable, es una necesidad. Al menos para los jóvenes cuyos padres desean verlos casados cuanto antes…