Sencillos hábitos cotidianos nos permiten cuidar nuestra salud sin esfuerzo y comer sano sin dietas, evitando la tendencia a comprar y comer sin pensar llevados por la publicidad engañosa, las dietas milagro, las falsas noticias o los mitos de la alimentación. según la nutricionista y cocinera Marta Verona.