El capitalismo debe ser transformado hacia el 'valuismo`, cambiando el eje del sistema económico de la acumulación de capital a la generación de valor, propone la economista María Lladró, quien apuesta por humanizar y reinventar la economía global, mediante la consciencia y la creatividad.