La diabetes puede producir complicaciones en diversas partes del organismo, por ejemplo, insuficiencia renal o pérdida de visión. Además, esta enfermedad influye en la vida sexual y reproductiva de la mujer.