David Benioff y Daniel B. Weiss consiguieron superar el reto de adaptar la saga literaria ‘A Song of Ice and Fire’, de George R.R. Martin, y crearon el mayor éxito de la ficción televisiva de los últimos años, una serie al nivel de las grandes producciones cinematográficas de fantasía y con una legión de seguidores que logró además el aplauso unánime de la crítica.