Algunas son trágicas otras un poco cómicas y la mayoría de ellas inolvidables. El 14 de febrero es el día perfecto para disfrutar de esas historias de amor que nos brinda el séptimo arte, ya sea acurrucados en el sofá con nuestra pareja o en la atmósfera envolvente de una sala de cine.