Compuesto por 46 hogares y un centro comunitario en un canal de Amsterdam, el vecindario flotante más sostenible para el medio ambiente en Europa, “Schoonschip”, se completará en 2020. Su electricidad y climatización se basará en la energía solar y el calor extraído del agua.