Algo tan sencillo como programar actividades agradables cada día, en vez de limitarnos al ocio del fin de semana, puede ser más eficaz que infinidad de técnicas de autoayuda para disparar nuestro estado de ánimo y nuestra felicidad...