Se cumplen 25 años desde que el ordenador Deep Blue ganó por primera vez una partida al entonces campeón mundial de ajedrez Garri Kaspárov, marcando un hito que culminaría al año siguiente, cuando una nueva versión de la máquina volvió a derrotar al laureado ajedrecista.