El deporte estadounidense es un referente mundial y la atracción que generan la NFL, la NBA, la NHL y la MLB mueve a cientos de millones de aficionados, expectantes ante el regreso de las competiciones tras más de tres meses paradas por el coronavirus.