Partiendo de su pasión por el flamenco “que llevo en las venas”, el cantante y compositor Fran Ocaña saca su quinto disco, “Bendita locura”, en el que apuesta por un sonido más callejero, “más canalla”, para enganchar con el público más joven, según afirma en una entrevista