Dos pilotos, dos historias y dos personalidades diferentes que les convierten en irrepetibles. El automovilismo abre una nueva página con el séptimo título mundial del británico Lewis Hamilton que iguala al alemán Michael Schumacher como los abanderados de la Fórmula Uno.