La red hierve con noticias en ocasiones erróneas sobre la COVID-19 y otras facetas importantes de la salud, como la alimentación. Discernir lo verdadero de lo falso en cuestiones de nutrición es ahora más importante que nunca al haber incrementado nuestra vida “online”.