Cantante y actriz que salió de un "talent show" estadounidense, ha luchado toda su vida por la música y trabajado duro por hacerse también una buena actriz. Tanto, que consiguió el Óscar en 2007 con “Dreamgirls”. Ahora encarna a Aretha Franklin en un biopic pero su vida está marcada por un episodio trágico.