Pep Guardiola siempre quiso retirarse pronto del fútbol. Ahora, que cumple 50 años, el técnico español ha cambiado de idea y pretende alargar su carrera y afrontar nuevos desafíos, entre ellos ganar la Liga de Campeones con el Manchester City, y quién sabe si volver a coincidir con Messi y el F.C. Barcelona.