En vez de llegar a conclusiones por medios que permanecen ocultos, la nueva tecnología de la Inteligencia Artificial Explicable describe al usuario las razones por las cuales llega a un resultado y le propone sugerencias para mejorar la situación, generando confianza en la persona con la que interactúa.