Puede inclinarse, moverse, dialogar, sonreír y transmite empatía y calidez al comunicarse con nosotros. Esta cabeza robótica con un rostro que cambia sus expresiones, humanizará los nuevos dispositivos equipados con Inteligencia Artificial.