Nuestro espacio personal ya no es físico ni se limita a lo que percibimos en nuestro entorno, sino que es una red global interconectada de datos que llega a todas partes, según explica el doctor Silvio Carta desde la Universidad de Hertfordshire (Reino Unido).