El movimiento “Body Positive” se viraliza en internet gracias a etiquetas como “#MakeMySize”, que reivindica un tallaje real para mujeres de todos los tamaños.