Tiene forma de dos conos unidos por sus vértices y mide 45 metros. Situada cerca de Copenhague, tiene una rampa interior en espiral y se conecta a una pasarela elevada que zigzaguea entre los árboles, ofreciendo unas impresionantes vistas de la naturaleza y el bosque boreal escandinavo.