El proyecto de torre acristalada The Tulip, una estructura de 305 metros de altura con forma de tulipán cerrado, pretende convertirse en el nuevo icono turístico de Londres. El edificio tendrá unas cápsulas transparentes que se desplazarán por su exterior y permitirá disfrutar de unas vistas espectaculares de la capital británica.