Los años impares son extraños en el mundo del deporte, sin Mundial de fútbol ni Juegos Olímpicos que disputar, pero con interesantes competiciones, entre ellas la Copa América y la Copa del Mundo de fútbol femenino, muchas de ellas con importantes novedades y cambios en sus reglamentos.