Pueden dormir durante años o incluso durante siglos, pero cuando despiertan se hacen notar y, en ocasiones, su actividad tiene consecuencias devastadoras. El vulcanólogo Clive Oppenheimer, profesor de la Universidad de Cambridge, habla sobre estos extraordinarios fenómenos de la naturaleza.