A causa de la pandemia los animales de compañía cuyos dueños deben permanecer hospitalizados o han fallecido, deben ser atendidos por otras personas y convivir con ellas, de forma pasajera o definitivamente. Claves para el bienestar de perros y gatos domésticos que pierden a su acompañante humano.