Clérigos del país de Oriente medio usan un modelo de unión con fecha de caducidad para explotar sexualmente a niñas. La práctica chiita es llamada “matrimonio de placer” y ha sido revelada por una investigación de la BBC.