La posible vuelta de Mike Tyson ha sacudido el mundo de boxeo, un púgil que popularizó su gran pegada, aunque su fama traspasó lo deportivo. Ahora, con 53 años y 15 después de su retirada, “Iron Mike” estudia suculentas ofertas para subirse a los cuadriláteros.