Arrasó en los años 80 como baterista y vocalista de Genesis y con una brillante carrera en solitario antes de triunfar como compositor de bandas sonoras como la de ‘Tarzan’, por la que logro el Óscar. Abandonó la música hace una década, pero ahora cumple 70 años y vuelve a los escenarios con la banda con la que se convirtió en leyenda musical.