La obesidad debe definirse por la salud de una persona y no solo por su peso, según una nueva guía clínica canadiense. Es solo uno de los recientes y avanzados cambios de enfoque que están revolucionando el modo de entender y tratar la gordura excesiva.