La actriz estadounidense de orígenes peruanos, Rosa Salazar, da vida en la pantalla a “Alita”, la protagonista “cyborg” del film homónimo que la ha catapultado (aún más) a la fama como icono de la juventud latina e internacional.