Estrés, ansiedad, tristeza, nerviosismo, soledad. Son malestares que, en distinto grado y de un modo u otro, todos hemos sufrido con la pandemia. La salutogénesis los aborda centrándose en aquellos factores que contribuyen a que permanezcamos sanos, a pesar de vivir en condiciones desfavorables o muy negativas.