En la antesala de un desierto, la ciudad de San Luis Potosí se impone majestuosa y hace alarde de una bella arquitectura, heredera de un pasado colonial. Patrimonio de la humanidad desde 2010, se enclava en el Camino Real de Tierra Adentro, una ruta comercial que conectaba a la actual capital mexicana con el sur de lo que hoy es Estados Unidos.

Autor: 'MARTÍ QUINTANA BADOSA'