El 31 de marzo de hace ahora 25 años, Yolanda Saldivar disparó contra Selena Quintanilla en un hotel del Corpus Christi, una localidad texana. Quintanilla, la estrella de la música latina en EE. UU. y reina del estilo tex-mex fue declarada muerta a su llegada al hospital.