Una nueva generación de vehículos industriales autónomos, sin conductor, realizará infinidad de tareas de transporte por carretera y terrenos abruptos, convirtiéndose en todo un trabajador sobre ruedas.