Nunca habíamos pasado tanto tiempo en casa y, a medida que se acerca el periodo de vacaciones, crecen las ganas de hacer las maletas y cambiar de aires. Sin embargo, este verano no será como los demás, pues el coronavirus nos obligará a innovar en nuestra manera de hacer turismo.