EFEMadrid

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid y la Guardia Civil han paralizado hasta mañana la búsqueda de la niña de 9 años que este martes se cayó de una embarcación en el embalse de San Juan, en el municipio madrileño de San Martín de Valdeiglesias.

La menor, que se llama Clara, estaba junto con otros niños en una plataforma de madera instalada en la parte trasera de una lancha cuando, en un momento dado, sus familiares perdieron su rastro y tras dar varias vueltas al lugar llamaron a las seis y media de la tarde del martes a los servicios de emergencias.

Los familiares dijeron que la menor se cayó al agua sin chaleco salvavidas, según han informado fuentes de la investigación.

Desde esa tarde se diseñó un operativo de búsqueda de la niña en las inmediaciones del Club Náutico Ciudad de San Ramón.

Este miércoles han proseguido los trabajos un total de 50 efectivos que no han encontrado pistas de la menor y han decidido paralizar los trabajos por la falta de luz.

Tanto los agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil como los Bomberos de la Comunidad de Madrid retomarán la búsqueda este jueves a primera hora de la mañana.

Está previsto que los bomberos comiencen sus labores a las siete de la mañana mientras que los GEAS se sumergirán a partir de las 9.30.

Los Agentes Forestales también retomarán mañana el trabajo con la supervisión de los márgenes del pantano.

No obstante, esta noche la unidad de drones de los bomberos seguirá volando por la zona aunque con menos intensidad que durante el día.

Por su parte, Cruz Roja mantendrá un dispositivo para atender a los intervinientes que se queden en la zona.

Este miércoles el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, acudió a la zona y manifestó que harán "lo que sea necesario" para encontrar a la menor.

Las dificultades de la búsqueda se deben a la profundidad del agua en la zona que impide la visibilidad de los servicios de emergencia.

Los familiares de la menor están siendo atendidos por un equipo de psicólogos y López les ha transmitido su solidaridad en nombre del Gobierno regional.

Durante su visita, López ha recordado a los madrileños que el baño en todas las zonas acuáticas interiores de la región como ríos, pozas o pantanos está prohibido desde el año pasado con motivo de la pandemia, a excepción precisamente de la Playa Virgen de la Nueva del Embalse de San Juan, donde se ha producido el accidente.