EFEBerlín

Alemania registró en las últimas 24 horas 6.408 nuevas infecciones por coronavirus, manteniendo su tendencia claramente a la baja, pero aún con una elevada cifra de muertos, 903, informó el Instituto Robert Koch (RKI).

Se consolida así la idea de que el país ha logrado contener la segunda ola. El pico de nuevos casos se registró el 18 de diciembre, con 33.777, y el récord de muertes con o por covid tuvo lugar el 14 de enero, con 1.244.

La incidencia acumulada prosigue asimismo su descenso. El número de casos en los últimos siete días se sitúa actualmente en los 107,6 por cada 100.000 habitantes, casi la mitad de los 197,6 registrados el 22 de diciembre.

Alemania acumula así 2.148.077 infecciones por Sars-CoV2, de los que 52.990 han fallecido (2,4 %) y 1.844.000 se han recuperado. Un total de 1.783.118 personas han recibido al menos una dosis de la vacuna.

Hasta el 14 de febrero Alemania va a mantener sus restricciones a la vida pública y la actividad económica para contener la pandemia. El Gobierno alemán ha subrayado que el principal riesgo ahora es que se extiendan por el país las nuevas variantes de la covid, al parecer más contagiosas.

El ocio, la cultura, la gastronomía, el comercio no esencial y los colegios permanecen cerrados, en algunos casos desde hace casi tres meses. Las reuniones se limitan a los convivientes más una persona de fuera del domicilio.