EFEBerlín

Alemania mantiene sus criterios de aplicación de cuarentena a viajeros procedentes de una lista de países que incluye a Rusia y la mayor parte de EE.UU, y son las autoridades regionales las que aplican las medidas de limitación de ingreso en territorio alemán.

Al inicio de la entrada en vigor, este martes 1 de julio, de la recomendación de la Unión Europea para reabrir sus fronteras exteriores a catorce países considerados "seguros", las autoridades alemanas mantienen las normas de limitación a la entrada basadas en los datos de contagio en los países de procedencia.

La lista de zonas de riesgo está establecida por el Instituto Robert Koch (RKI) de virología, de referencia en Alemania, que este martes mantiene en ella a Rusia, a veinticinco estados de EE.UU, más México, Venezuela, Marruecos y Argelia.

No figuran en esa relación de territorios de riesgo Australia, Canadá, Corea del Sur, Japón o Uruguay, países con los que la UE recomienda abrir sus fronteras desde el 1 de julio.

El ministerio alemán de Exteriores, en sus recomendaciones sobre viajes al y desde el exterior del país relacionadas con la pandemia recuerda que el RKI indica que es obligatorio someterse a medidas especiales si en los 14 días anteriores al ingreso en el país se ha estado en alguna de las zonas de riesgo.

"De la aplicación de las medidas concretas son responsables los estados federados", recuerda el ministerio de Exteriores.

La exclusión de las medidas que eventualmente se apliquen al entrar en Alemania podrá conseguirse mediante la exhibición del resultado de pruebas biológicas (test PCR) emitidos por laboratorios acreditados, añade el ministerio.

El pasado 15 de junio Alemania levantó las restricciones que tenía con otras naciones de la Unión Europea y mantiene hasta el próximo 31 de agosto la recomendación general de no viajar a una larga lista de países terceros.

De esa relación quedó excluida casi toda la Unión Europea, así como los asociados al espacio Schengen, menos Noruega, y el Reino Unido. EFE

jam/fp