EFEHuelva

El Ayuntamiento de Almonte (Huelva) ha aprobado en pleno, a instancias del Grupo Popular, una transaccional para que se declare zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil –figura antes conocida como zona catastrófica- el área de 1.100 hectáreas afectadas por el incendio declarado el pasado 25 de julio.

La propuesta ha salido adelante con los votos a favor del PP y equipo de Gobierno y la abstención del Grupo Ilusiona e Independientes por Huelva, esta última por ausencia.

“Consideramos que, teniendo en cuenta la superficie que se ha visto afectada por el incendio, de más de 1.100 hectáreas, y los daños tanto ecológicos como económicos que el fuego ha dejado tras de sí, el Gobierno de la Nación debe asistir a nuestro municipio con los recursos y herramientas que contemple la Ley”, con el fin de “paliar lo antes posible el perjuicio sufrido a nivel público y privado y restaurar la zona a la mayor brevedad”, ha señalado el presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez.

El 25 de julio se declaró el nivel 1 del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma de Andalucía (Infoca), así como el Plan de Emergencias Municipal y 236 viviendas de las zonas de El Porretal, La Cañada, La Tirimbola y el paraje de Los Reyes tuvieron que ser desalojadas.

Además de la desolación paisajística propia de estos siniestros, el incendio, que se declaró como extinto el 29 de julio, ha dejado cuantiosos daños, ya que han sido varias las explotaciones agrícolas que se han visto afectadas, con pérdida de estructuras y maquinaria.

A esto hay que sumar el daño que ha sufrido un sector, el apícola, “que es fundamental no sólo como aprovechamiento, sino también en su papel equilibrador de los ecosistemas”, y por supuesto, el aprovechamiento del pino piñonero, que ahora cuenta con mil hectáreas menos en las que desarrollarse, “un uso tradicional que genera riqueza y empleo y da como resultado un producto de altísima calidad como es el piñón del entorno de Doñana”, ha indicado.