EFESan Francisco (EEUU)

La multinacional estadounidense del comercio electrónico Amazon dijo este viernes que el e-mail enviado horas antes a sus trabajadores en el que les pedía eliminar de sus celulares la red social china TikTok alegando "riesgos para la seguridad" fue un error y que su uso no queda prohibido.

"El correo electrónico de esta mañana a algunos de nuestros trabajadores fue enviado por error. No hay cambios en estos momentos con respecto a nuestra política en relación a TikTok", indicaron desde la firma de Seattle (estado de Washington, EE.UU.) en un comunicado.

Sólo unas horas antes, algunos empleados de la empresa habían recibido un correo en que se explicaba que "a causa de riesgos para la seguridad", la aplicación TikTok dejaba de "estar permitida en teléfonos celulares mediante los cuales se acceda a una cuenta de correo" corporativa, y se les daba de plazo para eliminarla hasta el final del día de hoy.

En caso de que algún empleado de la firma no eliminara la aplicación de su dispositivo, la empresa amenazaba con retirarle el acceso a su cuenta de correo.

TikTok es una red social desarrollada por ByteDance, con sede en Pekín (China), en la que se comparten videos cortos y que ha logrado un gran éxito en los últimos años, especialmente entre el público adolescente, pero que a la vez ha levantado grandes dudas acerca de la seguridad de los datos de los usuarios y de sus vínculos con el Gobierno del Partido Comunista Chino.

Así, el Gobierno de India bloqueó a finales de junio TikTok y otra cincuentena de aplicaciones chinas en medio de la disputa territorial que mantiene con su país vecino, mientras que Australia y EE.UU. han revelado que están estudiando seguir esos mismos pasos.

En el caso de EE.UU., fue el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien explicó en una entrevista en televisión que él y presidente, Donald Trump, se están "tomando en serio" esa posibilidad y advirtió a los estadounidenses que deben ser cautelosos al usar TikTok, si no quieren que su información privada caiga "en manos del Partido Comunista Chino".