EFESevilla

El Gobierno andaluz ha aprobado este martes un paquete de ayudas de emergencia dotado con 75 millones para paliar los daños causados por la gota fría, que se pagarán con fondos propios y fondos europeos, y pedirá la declaración como zona gravemente afectada de los municipios que han sufrido el temporal.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, que ha comparecido en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, ha anunciado "el mayor paquete de ayudas de emergencia consignado hasta la fecha" y ha reclamado al Ejecutivo central que haga un esfuerzo similar.

El paquete de ayudas se divide en 10 millones para los ayuntamientos, para que puedan hacer uso de manera inmediata de esos fondos; 20 millones para reparar caminos rurales y explotaciones agrarias; 28 millones para obras hidráulicas y de mejora de cauces; y 16 millones para la reparación y adecuación de carreteras.

Además, habrá un millón para centros de salud o infraestructuras educativas dañadas por las lluvias y se creará una comisión de seguimiento con las siete consejerías con competencias, para estar "pendientes" de que llega "hasta el último céntimo de euro".

Los 48 millones que corresponden a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible serán los que se paguen con cargo a los fondos europeos FEDER.

Las ayudas para las entidades locales, que se están acelerando para que puedan llegar esta semana, podrán emplearse en lo que los ayuntamientos estimen necesario, también para reparar viviendas, ya que Moreno ha recordado que son cantidades no condicionadas.

En total, la Junta estima que se han visto afectadas 2.500 hectáreas por el temporal, la mayoría en la provincia de Almería, también en Granada y en Málaga, y en menor medida en Sevilla y Jaén.

Se han visto afectados 133 municipios, con distinto tipo de incidencia, para los que la Junta pedirá la declaración como zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, que es lo que antes se denominaba como zona catastrófica.