EFEÚbeda (Jaén)

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha informado este martes de que no van a limitar la presencia de madrileños en esta comunidad, pero ha dicho que se va a hacer un seguimiento de sus segundas residencias para localizar y reaccionar "lo antes posible" si se producen brotes importados.

Moreno ha señalado que no le parece "prudente ni oportuna" la posición del presidente catalán, Quim Torra, sugiriendo que se limiten los viajes a Madrid, pero ha defendido que "otra cosa" es que se "monitoricen" las segundas residencias y haya "una presencia mayor de sanitarios para localizar si hubiera algún pequeño brote".

Esa monitorización supondrá hacer un seguimiento de los municipios donde hay mayor número de segundas residencias de madrileños, con especial vigilancia en los centros de salud de esas zonas, por si se produjera algún aumento destacable de contagios o algún brote del que no se sepa el origen, para estudiar si se puede relacionar, han explicado a Efe fuentes del Ejecutivo autonómico.

Las mismas fuentes han reiterado que van a “monitorizar los datos” de contagios en esas zonas de segundas residencias, principalmente puntos concretos del litoral de Málaga, Cádiz y Granada, vigilando la estadística con especial atención para actuar ante el más mínimo indicio de rebrote.

Esa labor de monitorización la harán los epidemiólogos y expertos en salud pública, que analizan los datos y aconsejan sobre cómo actuar.

Moreno, que ha comparecido en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno celebrado en Úbeda (Jaén), ha señalado que Andalucía es una comunidad "solidaria, abierta al mundo", con "mucho cariño" a Madrid y no limitará la presencia de sus ciudadanos.

"Sí vamos a monitorizar las segundas residencias de ciudadanos madrileños, que en Andalucía son muchas, por si se pudieran provocar, fruto de la salida de algunos de esos ciudadanos, alguna reactivación de los contagios y por tanto brotes", ha detallado.

Ha asegurado que ve "con mucha preocupación y mucho dolor" la situación de Madrid, que fue la ciudad "más golpeada" en la primera ola y ahora parece que puede volver a serlo, pero ha respondido a los periodistas que él no debe decir lo que tiene que hacer su Gobierno regional, "para eso está su presidenta, Isabel Díaz Ayuso".

Moreno le ha trasladado la "solidaridad" de Andalucía y ha dicho que espera que la colaboración del Gobierno central con esa comunidad sea "efectiva y honesta", ya que, en caso contrario, se generará "frustración, nostalgia y melancolía", ha advertido.

Sobre la situación de Andalucía ha señalado que no descartan "absolutamente nada" y ha anunciado que la Junta está elaborando un plan de contingencia por si hubiera que decretar un confinamiento sectorial o territorial, aunque "ahora mismo no está cerca".