EFELima

Un tribunal peruano anuló hoy la sentencia que absolvió al agresor de la activista Arlette Contreras, Adriano Pozo, quien desde 2015 fue denunciado por tentativa de feminicidio y tentativa de violación sexual.

La decisión fue tomada por la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte, con lo que se deberá abrir un nuevo juicio, el tercero desde que Contreras, cuyo caso impulsó el movimiento "Ni una menos" en Perú, sufrió una brutal agresión en un hotel de la ciudad sur andina de Ayacucho.

Sin embargo, la abogada de Contreras consideró "insatisfactoria" la decisión y lamentó que no se haya podido obtener "la revocatoria y la condena en la segunda instancia" del acusado.

Sostuvo que durante la lectura de hoy se escucharon "abundantes fundamentos que les da la razón", sobre que la absolución de Pozo carecía de "una debida motivación".

"Nosotros habíamos podido detallar cómo esa sentencia que absuelve es violatoria de los derechos de Arlette. Y este fallo así lo ha reconocido", aseguró Silva a los periodistas luego de la lectura del fallo.

Tras reiterar que esperaban que se diera una condena, Silva consideró que la celebración de un nuevo juicio "revictimiza" a su defendida.

"Ella no tiene nada más que probar ni nada más que declarar. Han habido cien audiencias en dos juicios que se han llevado a cabo. Aquí no hay suficiencia probatoria, aquí hay abundancia probatoria", apuntó.

La abogada también dijo que aún están "meditando" las medidas que tomarán y esperarán a conocer un pronunciamiento de organismos nacionales e internacionales de Derechos Humanos sobre este fallo.

"Ella (Arlette) está absolutamente afectada porque esta decisión genera un impacto emocional y un impacto psicológico. Ella no esperaba esto", aseveró.

Adriano Pozo cumplió 11 meses de prisión preventiva hasta que en julio de 2016 fue liberado al recibir un año de prisión suspendida por la Corte Superior de Justicia de Ayacucho por el delito de lesiones leves.

En noviembre de 2016 la Sala de Apelaciones anuló esa sentencia y ordenó un nuevo juicio, que comenzó en febrero de 2017 y concluyó con la absolución del agresor en febrero pasado.

Sin embargo, en septiembre último, Contreras logró, en un segundo intento, que se trasladara su caso a la Corte Superior de Justicia de Lima Norte desde Ayacucho, donde señaló que no tenía garantías de acceder a la justicia por los nexos que tiene su agresor.

Arlette Contreras es una de las activistas más valoradas en la lucha contra la violencia de género en Perú, una labor que fue reconocida en 2017 por el Departamento de Estado de Estados Unidos con el Premio Internacional de "Mujeres Coraje".

También por la revista estadounidense Time, que la incluyó como una de las 100 mujeres más importantes del mundo en el mismo año, y recientemente fue reconocida con el premio "Defensora de los Derechos Humanos 2018" por la embajada británica en Perú.