EFEGranada

Una mujer de 73 años ha muerto en Caniles (Granada) apuñalada en el cuello por su pareja, de 77, que ha sido detenido por la Guardia Civil tras confesar el crimen, el quinto por violencia machista en lo que va de año y el primero en Andalucía.

Los hechos se produjeron a última hora de la noche de este miércoles en el domicilio conyugal, ubicado en la calle Francisco de Asís de este municipio de apenas 4.000 habitantes, que ha decretado tres días de luto, y que, según su alcaldesa, María del Pilar Vázquez, está "consternado" con lo ocurrido.

La mujer, M.C.J.N., fue hallada en la cocina de la vivienda en medio de un charco de sangre por los agentes que se dirigieron a la casa después de que el hombre se desplazara a un centro hospitalario para ser atendido y confesara allí el crimen.

A la Guardia Civil no le constan denuncias previas por maltrato entre la pareja, como tampoco al Ayuntamiento de Caniles, a cuyos servicios sociales la víctima nunca se había dirigido, ni al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), que ha ofrecido apoyo psicológico al entorno de la víctima.

Aunque la pareja no tenía hijos, la víctima sí tiene uno de una relación anterior, que ha emprendido viaje a este municipio del norte de Granada después de que el Ayuntamiento de Caniles contactara con él.

El detenido se ganó la vida como agricultor trabajando en el campo, y la mujer -ambos muy conocidos en el pueblo- se había encargado del cuidado de personas durante muchos años, aunque estaban ya jubilados.

La Guardia Civil está practicando diligencias sobre lo ocurrido y está previsto que sea mañana viernes cuando el asesino confeso pase a disposición judicial, según la subdelegada del Gobierno en Granada, Immaculada López-Calahorro, que ha participado en la concentración de Caniles, a la que se han sumado otras en varios ayuntamientos de la provincia, entre ellos el de la capital, así como en la Diputación Provincial y los sindicatos.

Unas doscientas personas se han concentrado en silencio este mediodía a las puertas del Ayuntamiento de la localidad junto a una pancarta en la que podía leerse "Que la pasividad no nos haga cómplices".

Han sido numerosas las reacciones por este último crimen de violencia machista, entre ellas la de la ministra de Igualdad, Irene Montero, que ha subrayado que el Gobierno no descansará hasta que no se erradique la violencia machista: "Nos queremos vivas y es evidente que no podemos descansar hasta que no haya ni una menos".

También el presidente andaluz, Juanma Moreno, se ha referido a este crimen para manifestar que "la unidad de la sociedad andaluza y el trabajo común de las administraciones son las mejores vías para poner fin de una vez a esta sinrazón".

Por su parte, Ruth Martos, asesora de programa del Instituto Andaluz de la Mujer en Granada, ha lamentado que las mujeres "no se sienten víctimas hasta que lo son", y eso, ha dicho, es lo que hay que evitar, en alusión a la ausencia de denuncias previas en éste y otros muchos casos.

Desde Granada, los partidos políticos han condenado esta muerte, en el caso del PSOE para rechazar este "drama social", en el del PP para llamar a la lucha contra esta lacra con "medidas que protejan a las mujeres", y en el de Cs para reivindicar "consenso y compromiso" a la hora de establecer medidas integrales que erradiquen la violencia de género de manera definitiva.

La mujer de Caniles es la víctima 1.038 desde 2003, cuando comenzaron a registrarse en las estadísticas, y la quinta en lo que va de año, tras el asesinato este miércoles en La Puebla de Almoradiel (Toledo) de Liliana M., de 43 años, por su pareja, que fue detenido.

Ninguna de las asesinadas en 2020 había presentado denuncia contra su agresor.

Además este mes de enero, el día de Reyes, fue asesinada una niña de tres años por su padre en Esplugues de Llobregat (Barcelona).

Desde 2013, treinta y cinco menores han sido asesinados por sus padres o por las parejas o exparejas de sus madres, y 278 niños han quedado huérfanos como consecuencia de la violencia de género.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 51 idiomas diferentes.

Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10, y los ciudadanos que sean testigos de alguna agresión deben llamar al 112.