EFEMadrid

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha lamentado este sábado el "silencio" de los ministerios de Sanidad y Transición Ecológica ante la polémica sobre la ganadería intensiva y han pedido un debate "en profundidad", ya que afecta a la salud y al medio ambiente.

En un comunicado, la FADSP no ha entrado en si las críticas del ministro de Consumo, Alberto Garzón, a la ganadería intensiva son más o menos oportunas, pero sí ha dejado claro que los temas que aborda tienen repercusiones en la salud de las personas y deben debatirse "a la mayor brevedad posible". "No van a solucionarse ocultándolos a la opinión pública", han subrayado.

La FADSP también ha reprochado que ministerios como Sanidad o Transición Ecológica no se hayan pronunciado en un asunto que es de su competencia por lo que afecta a la salud y al medio ambiente, ya que las macrogranjas producen frecuentemente contaminación de suelos y acuíferos.

En la nota de prensa, la FADSP también ha recordado que la ganadería industrial favorece el uso intensivo de fertilizantes y plaguicidas, zoonosis y mutaciones de enfermedades animales y su paso a los seres humanos y ha añadido que el excesivo consumo de carne está asociado al sobrepeso, obesidad, diabetes tipo II y enfermedades cardiovasculares, entre otras patologías.