EFEAtenas

La región capitalina de Ática en Grecia todavía lucha contra las consecuencias del temporal de nieve Elpida (Esperanza) que empezó a azotarla con fuertes precipitaciones y temperaturas gélidas el lunes y ha dejado una situación de caos en carreteras y en la red eléctrica.

Las escuelas permanecen cerradas este miércoles por tercer día consecutivo y lo harán también mañana, como anunció el gobernante de la región de Ática, Yorgos Patulis.

También están cerrados comercios y bancos, mientras que los supermercados trabajan con horario reducido.

Aunque las nevadas pararon en las primeras horas del martes, cientos de automóviles siguen atrapados en la nieve en varios puntos de la región, la mayoría de estos en Attikí Odos, la autovía que rodea Atenas, donde el lunes quedaron atrapados unos 3.000 conductores, muchos de ellos durante más de 12 horas.

Equipos de serradores formados por soldados y oficiales del ejército, agentes de Protección Civil y voluntarios están desplegados en toda la región para poder ayudar a quien lo necesite, liberar coches atrapados en la nieve, aserrar árboles truncados y participar en la limpieza de calles.

Tres mil hogares siguen sin luz, principalmente en los suburbios del norte de Atenas, de los 200.000 que habían tenido cortes de electricidad durante el lunes, cuando todavía los fenómenos eran intensos.

Aunque se ha restablecido parcialmente el transporte público, la mayoría de las calles secundarias de Atenas, especialmente en los suburbios del norte, siguen difícilmente accesibles, con la nieve ya convirtiéndose en hielo, a causa del descenso de la temperatura durante la noche.

El tráfico aéreo también se está restableciendo con lentitud y se ha interrumpido el tramo ferroviario Atenas-Salónica a causa de problemas eléctricos.

El primer ministro, el conservador Kyriakos Mitsotakis, calificó este miércoles de ¨no exitosa¨ la gestión del Estado ante el temporal Elpida y pidió una ¨personal y sincera disculpa a nuestros conciudadanos que sufrieron durante muchas horas, quedando atrapados en Attiki Odos¨.

Mitsotakis reafirmó además que se depurarán responsabilidades en Attiki Odos S.A., la empresa privada que gestiona la autovía, que anunció ayer que compensará con 2.000 euros a cada conductor que quedó atrapado en su vía y cuyo director ejecutivo dimitió el martes por la tarde.

Indemnizaciones de 1.000 euros recibirán también los pasajeros de tren con destino a Atenas que quedaron atrapados el lunes durante horas porque la vía férrea se colapsó a causa de las fuertes nevadas.

El temporal Elpida se está desplazando hacía la isla de Creta en el sur del país, pero en el resto del territorio empezarán a registrarse temperaturas incluso más bajas que en los últimos días.

En Grecia central, en la región de Fthiotida, se registró durante la noche una temperatura de 18 grados centígrados bajo cero.