EFEMadrid

La Iglesia católica ha registrado, un año más, un récord de financiación a través del IRPF, que asciende a los 301,07 millones de euros, mientras siguen creciendo los contribuyentes que marcan la casilla de esta institución y suponen el 32,15 % de las declaraciones.

Según ha informado este martes la Conferencia Episcopal Española (CEE), en la última campaña de la renta, que corresponde al ejercicio de 2019, aumentaron en 106.000 las declaraciones a favor de la Iglesia católica.

Un total de 7.297.646 personas marcaron la X de la Iglesia en la Declaración de la Renta, lo que supone, contando las declaraciones conjuntas, 8,5 millones de contribuyentes, el 32,15 % de las declaraciones.

Gracias a esto, la Iglesia recibirá 301,07 millones de euros, un 5,85 % más que el año anterior. Cada contribuyente que marca la X aporta de media 35,4 euros a la Iglesia.